Remuneración de los Administradores de Sociedades de Capital

Esto se parece a la historia interminable. A la hora de determinar cómo satisfacer todas nuestras obligaciones tributarias y formales con Hacienda cuando desempeñamos funciones como adminis trador  y/o como gerente  en nuestra propia sociedad o prestamos servicios profesionales como socio-trabajador hay que plantearse varios aspectos.

En primer lugar plantearía la posición del socio: mayoritario o no –  con o sin control. En segundo lugar, el tipo de actividad económica que tiene la sociedad: empresarial o profesional. En tercer lugar el tipo de administración: Consejo de Administración o administración  individual y el cargo del Administrador: si es gratuito o remunerado. Todos estos aspectos nos ayudan a aclarar y dilucidar la situación tributaria en la que nos encontramos.

Si el cargo es gratuito, como en la mayoría de las PYMEs, se debe a que la sociedad no va a remunerar a  su administrador por unas tareas que se limitan a dos intervenciones al año.

Es muy frecuente, sin embargo, que ejerce funciones diferentes al cargo de Administrador de la Sociedad, como  tareas de gerencia y comerciales. Si la PYME tiene una Actividad Empresarial, todas estas tareas pueden pactarse y especificarse  en un contrato de gerencia/dirección acordando una retribución coherente con el volumen de negocio de la sociedad. La retribución del socio o socios debe computar al menos el 75% de los beneficios obtenido en el ejercicio. Por supuesto, esta retribución se considerará rendimientos del trabajo con la retención obligatoria del IRPF según la situación personal y familiar de los trabajadores por cuenta ajena.

Si el socio – trabajador presta servicios profesionales como Economista, Abogado, Arquitecto, etc. –  estará dado de alta el RETA o una Mutualidad y deberá facturar a la sociedad por los servicios prestados con el IVA (si es sujeto pasivo de IVA ) y la retención del IRPF 19% en 2015 ( 18% en 2016)

En caso de tener que debatir con Hacienda sobre nuestra situación como administrador y socio-trabajador podemos aducir la Sentencia del TJUE, del 18 de octubre de 2007 (NFJ026440) en el asunto C-355/06 que viene a defender el siguiente criterio:

Una persona física que realiza todas las actividades en nombre y por cuenta de una sociedad Sujeto Pasivo en cumplimiento de un contrato de trabajo que le vincula a dicha sociedad, de la cual es por otra parte el único accionista, Administrador y miembro del personal, no es Sujeto Pasivo del IVA en el sentido del artículo 4, apartado 1, de la referida Directiva.”

La Agencia Tributaria ha intentado aclarar en una  reciente nota su definición de DEPENDENCIA y AJENIDAD respecto del tema que nos ocupa. Cuando somos socios en nuestra sociedad en cuanto tomamos decisiones sobre la propia organización de nuestra propia empresa – inevitablemente – las notas de dependencia y ajenidad desaparecen.

Pero en nuestro caso las notas de dependencia y ajenidad se mezclan. Por un lado tenemos el control de la sociedad (más del 25% del capital) y la toma de decisiones en la organización, por otro lado contamos  con la  ordenación por cuenta propia de factores de producción materiales y humanos. Nos situamos, pues, en ambos lados y es difícil saber interpretar correctamente la situación tributaria  en la que nos encontramos. La Agencia tributaria debería por una vez  incluir un  apartado en el Artículo 20 de La Ley del IVA indicando que esos trabajos Socio/Sociedad están exentos de IVA según Directiva Europea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s